Señales y síntomas para llevar tu coche al taller ¡No lo evites!

Escrito por: Inma

¿Te preocupa el estado de tu coche pero no sabes si llevarlo al taller? Las señales que lo confirman y las consecuencias de omitirlas.

Señales y síntomas para llevar tu coche al taller ¡No lo evites!

En ocasiones, y ante las complicaciones o inversión que supone dejar el coche en el taller para ponerlo a punto, son muchos los usuarios que omiten por completo las señales de avería en el mismo ¿Eres uno de ellos?

Si eres el propietario de un automóvil, sabrás la relevancia que supone el correcto mantenimiento y revisiones del mismo, debiendo de prestar atención a los síntomas de fallo en cualquiera de sus sistemas ¿No lo haces o no sabes cómo detectar estas señales? Te lo mostramos en el artículo de hoy ¡Sigue leyendo para obtener todo tipo de información!

¿Cómo saber si llevar el coche al taller? Los signos frecuentes

Luces del cuadro de instrumentos ¿Qué te están diciendo?

Como dijimos en nuestro contenido sobre “El significado de cada uno de los testigos del coche”, se trata de iconos que se iluminan en distinto color, reflejando con ello un problema o avería en el automóvil.

Cada una de estas señales luminosas es un mensaje de que tu vehículo está dañado o está en camino, siendo esencial entender su significado para mantener el coche en condiciones óptimas y prevenir daños futuros ¿No sabes qué refleja el símbolo? ¿Por qué no deberías ignorarlos? Resuelve tus dudas a continuación.

Significados de las luces de advertencia comunes

Pese a ser muchos los símbolos que pueden aparecer en el cuadro de instrumentos, podemos diferenciar tres de ellos como los más comunes, siendo los mencionados a continuación:

  • Luz de motor (Check Engine): Refleja problemas con el sistema de control de emisiones o el motor, debido generalmente a fallos en la sonda lambda, el tapón de combustible suelto o problemas en el sistema de ignición.
  • Luz de presión de aceite: Indica una baja presión de aceite, lo que podría llevar a daños graves en el motor y puede deberse a un nivel bajo del fluido, defectos en la bomba de aceite u obstrucción en el filtro.
  • Luz de batería: Señala inconvenientes en el sistema de carga de la batería y algunas de las posibles razones por las que aparece son la descarga de la batería, defectos en el alternador o el mal estado de los cables eléctricos.

¿Es alguno de los símbolos los que estas observando en tu coche? Si la respuesta es afirmativa ¡Sigue leyendo! Si no lo es, haz clic sobre el enlace anterior para descubrir el resto de testigos y su significado.

¿Por qué no ignorar los testigos?

Como en cualquier otro fallo que pueda presenciar tu coche, ignorarlo puede resultar en inconvenientes aún más grandes a largo plazo. Haciendo referencia a los testigos en el cuadro de manos, algunas de las razones para no obviarlos son que podría resultar en daños significativos y costosos en el motor u otros sistemas críticos.

Además, la falta de atención a estas señales podría llevar a un fallo mecánico inesperado, dejándote tirado en carretera, o lo que es peor, problemas en la eficiencia de combustible, aumentando su consumo.

¿Cómo actuar ante cualquier testigo mencionado?

¿No quieres presenciar ninguno de los inconvenientes o consecuencias mencionadas en el punto anterior? Si es así, y desde RO-DES Recambios, te recomendamos conocer el manual del propietario para entender las especificaciones de cada luz y las acciones recomendadas, utiliza un escáner de diagnóstico OBD-II para obtener códigos de error determinados y consultar con un profesional siempre que tengas dudas.

Luces del cuadro de instrumentos ¿Qué te están diciendo?

Ruidos anormales en el vehículo y sus sistemas

Son muchos los sonidos que puede emitir el automóvil señalando una avería en sus sistemas o elementos, siendo importante entenderlos y saber cómo actuar ante la percepción de cualquiera de ellos ¿Sientes ruidos raros en tu coche? Te contamos lo que debes saber.

Los sonidos más frecuentes y sus causas

A continuación, te mostramos algunos de los ruidos más comunes y los principales motivos por los que aparecen:

  • Chirrido al frenar: Ocasionado por la presencia de suciedad o partículas en las pastillas de freno o rotores y clara señal de desgaste en los mismos.
  • Golpeteos en el motor: Causado por la presencia de problemas en el sistema de distribución o combustión. Pueden indicar falta de lubricación, piezas sueltas o daño en el pistón.
  • Zumbidos en las ruedas: Se da por la presencia de fallos en la transmisión del coche y puede reflejar el desgaste o avería en los rodamientos.

¿Escuchas alguno de los ruidos mencionados y no sabes cómo proceder? ¿Tus amigos te dicen que tu coche hace sonidos raros pero tu no los detectas? ¿Crees que el motor ya no suena igual de bien que cuándo lo compraste? Sigue leyendo para descubrir cómo identificarlos y solucionarlos.

¿Cómo identificar ruidos inusuales?

En la mayoría de casos, y por experiencia propia, los usuarios desconocen que el automóvil está emitiendo sonidos extraños, debiendo de tomar nota de los consejos para detectarlos.

Para hacerlo, es recomendable prestar atención mientras conduces o estacionas para detectar cualquier sonido inusual, así como tratar de determinar de dónde proviene el sonido: motor, ruedas, sistema de frenos, etc.

Observa también cuándo ocurren los sonidos (al acelerar, frenar, girar, etc.) y en qué condiciones, si terminas llevando el vehículo al taller, este será un factor clave en su reparación.

La importancia de abordar los ruidos a tiempo

Abordar los sonidos de manera temprana puede prevenir daños significativos en los sistemas del vehículo, así como aumentar tu seguridad en carretera ¿Sabías que algunos están directamente vinculados con problemas en los frenos y suspensión?

Ruidos anormales en el vehículo y sus sistemas

Problemas de frenos o sistema de frenado

Pregunta seria ¿Qué sería de un coche sin frenos? ¿Cómo podría detenerse el automóvil sin estos mecanismos? Como sabrás, el sistema de frenos es esencial para la seguridad y el rendimiento de tu automóvil, debiendo de mantener su estado en perfectas condiciones.

Ignorar los signos de fallo puede tener consecuencias graves, por lo que a continuación, os mostramos los síntomas de problemas de frenos, consejos para el mantenimiento preventivo y las consecuencias de pasar por alto las señales de advertencia.

Síntomas de problemas de frenado

Son muchas las señales que un sistema de frenado en mal estado puede proporcionar al usuario, siendo las más notorias y comunes:

  • Chirridos al frenar que pueden indicar desgaste de las pastillas o problemas con los rotores.
  • Vibraciones inusuales que pueden sugerir un desequilibrio en los rotores o problemas en las pinzas de freno.
  • Menor presión al presionar el pedal podría indicar una fuga en el sistema hidráulico o problemas con el cilindro maestro.

Cualquiera de los síntomas mencionados estará reflejando una avería en los frenos del automóvil ¿Quieres saber algunas recomendaciones para mantenerlos en buen estado? Infórmate en el siguiente punto.

Consejos para el mantenimiento preventivo

El mantenimiento preventivo es clave para evitar problemas de frenos antes de que se conviertan en una amenaza para la seguridad, debiendo de realizar inspecciones visuales para verificar el grosor de las pastillas y el estado de los discos de freno, así como comprobar que el nivel del líquido de frenos sea adecuado.

Junto a lo anterior, es de elevada importancia realizar el cambio de las pastillas y discos según el programa de mantenimiento recomendado para evitar un desgaste excesivo ¿Realizas todas estas pautas de mantenimiento? Obtén información sobre las pautas para alargar la vida útil de los frenos.

Consecuencias de ignorar problemas de frenado

Ignorar problemas en los frenos, y puesto que es uno de los elementos principales de seguridad en el coche, puede suponer graves consecuencias a largo o corto plazo, como la aceleración del desgaste en los componentes del sistema de frenado o la completa pérdida de la capacidad en el sistema.

Reconociendo los síntomas, practicando el mantenimiento preventivo y comprendiendo las consecuencias de no mantener los frenos en buen estado, aumentaremos la seguridad en carretera.

Problemas de frenos o sistema de frenado

Problemas de transmisión o cambio de marchas

La transmisión de un automóvil desempeña un papel relevante en su rendimiento general, siendo esencial identificar, abordar y prevenir problemas en este componente para garantizar un viaje sin contratiempos.

¿Cómo identificar averías en la transmisión?

Puesto que la transmisión es una pieza compleja, cualquier fallo en la misma puede manifestarse de diferentes maneras, siendo algunas de ellas:

  • Cambios bruscos o irregulares de marcha.
  • Ruidos extraños al cambiar de marcha, como golpeteos, zumbidos o quejidos.
  • Deslizamiento de la transmisión o sensación de que el vehículo resbala.

¿Quieres evitar que esto ocurra? Toma nota de los consejos de mantenimiento que te mostramos en el siguiente apartado.

Consejos para el mantenimiento preventivo

Llevar a cabo un mantenimiento preventivo es clave para prolongar la vida útil de la transmisión y evitar costosas reparaciones a largo plazo. Para ello, se recomienda realizar el cambio de aceite de la caja de cambios según las recomendaciones del fabricante para mantener la lubricación adecuada y prevenir el desgaste prematuro.

Además, debes asegurarte de que el nivel de líquido de transmisión esté dentro de los parámetros adecuados para garantizar un funcionamiento óptimo y de que no existen fugas.

Consecuencias de ignorar fallos en la transmisión

Junto con los elementos y sistemas mencionados a lo largo del contenido, la omisión de fallos o averías en el sistema de transmisión también puede generar fatales consecuencias, como los problemas en el rendimiento general del vehículo, lo cual resulta en una pérdida de potencia o eficiencia, o un fallo total en la transmisión, requiriendo reparaciones mayores.

¡No lo olvides! El sistema de transmisión es el principal responsable de transferir la potencia que genera el motor a las ruedas para generar el movimiento o avance, por lo que mantenerlo en buenas condiciones es relevante para el funcionamiento del coche.

Problemas de transmisión o cambio de marchas

Fugas de líquidos o fluidos ¿De dónde vienen?

En ocasiones, podrás ver cómo tu vehículo está perdiendo líquido por la parte inferior, siendo un problema a resolver de inmediato y debiendo de comprender, para ello, el fluido que está generando la fuga.

Una de las manchas más frecuentes que podemos ver debajo de nuestro coche es de color negro o marrón oscuro ¿Has observado alguna de ellas? Si es así, te recomendamos que sigas leyendo para saber cómo proceder.

¿Cómo identificar el tipo de líquido?

Las fugas en el coche pueden provenir de diversos sistemas, y cada líquido tiene su identidad única. Por ello, y a continuación, os mostramos los distintos tipos de fluidos y sus características:

  • Refrigerante o anticongelante: Suele ser de color verde o rojo. La pérdida de este líquido puede provocar sobrecalentamiento.
  • Aceite del motor: Es de color marrón oscuro o negro. Una fuga indica problemas en el motor o el sistema de lubricación.
  • Líquido de frenos: Es transparente o amarillo pálido. Las fugas comprometen la capacidad de frenado.

¿Has observado la fuga de cualquiera de los fluidos mencionados y quieres dejarlo pasar? ¡No lo hagas! Te mostramos las principales consecuencias de hacerlo.

Riesgos de dejar las fugas sin reparar

Pasar por alto las fugas puede resultar en consecuencias más graves para tu vehículo y tu seguridad en la carretera, así como dañar algunos de los componentes del coche como el motor, la transmisión o el sistema de frenos.

Además, aumentará el riesgo de sobrecalentamiento en el motor, sobre todo si se omite una fuga en el líquido refrigerante. Las fugas en el sistema de frenos pueden llevar a una pérdida gradual de la capacidad de frenado, aumentando el riesgo de accidentes.

¿Cómo debo actuar?

Tomar medidas rápidas y efectivas es crucial cuando se detectan fugas de líquidos en tu vehículo. Para ello, y en primer lugar, te recomendamos identificar el origen de la fuga y determinar el tipo de líquido expulsado para entender la gravedad del problema.

Utiliza medidas temporales, como parches o selladores, para detener la fuga hasta que puedas llegar al taller y, por último, programa una visita al mecánico tan pronto como sea posible para una evaluación y reparación adecuadas.

 

 

Como has podido observar, escuchar y responder a las señales y síntomas que emite tu vehículo es esencial para mantener su rendimiento, prolongar su vida útil y garantizar la seguridad en la carretera ¿Has enfrentado alguna vez problemas inusuales con tu coche? ¿Cuál es tu consejo para el mantenimiento y prevención? ¡Déjanos tus comentarios más abajo!

Artículos relacionados

Relacionados

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0
¡Tu carrito está vacío!

Parece que todavía no has agregado ningún artículo a tu carrito.

Buscar productos