Evita estos malos hábitos para prevenir averías en el motor de tu coche

Escrito por: Inma

¿Crees que estás llevando a cabo hábitos de conducción que pueden ser dañinos para el motor o conjunto de sistemas? Te mostramos lo que no debes hacer.

Evita estos malos hábitos para prevenir averías en el motor de tu coche

Si eres uno de nuestros fieles lectores, sabrás que en ocasiones definimos el motor como el corazón de todo automóvil, siendo este el responsable de proporcionar la potencia necesaria para poner en funcionamiento el coche y garantizar que el conductor llegue a su destino sin complicaciones.

Con ello, resaltamos la relevancia de un mantenimiento adecuado del motor, siendo esencial para prolongar la vida útil de tu coche y maximizar su eficiencia, así como evitar grandes gastos a largo plazo y disminuir la repercusión ambiental ¿Sabías que puedes estar conduciendo mal sin saberlo?

En el artículo de hoy, y tras mostrarte los trucos y consejos para optimizar el rendimiento del motor, te mostramos los malos hábitos que podrías tener y que dañan el motor de tu coche ¡Sigue leyendo y aprende a evitarlos! No olvides que puedes comprar recambios de segunda mano a través del siguiente buscador ¡Piezas para todas las marcas y modelos de coche! 

¡Compra hoy mismo el recambio que buscas!

Realiza un programa regular de mantenimiento

Todo usuario sabe que el mantenimiento regular del motor es esencial para asegurar su durabilidad y un rendimiento óptimo, entonces ¿Por qué no se realizan las revisiones y pautas de mantenimiento oportunas? ¿Qué pasos hay que seguir para hacerlo de forma efectiva?

Uno de los hábitos comunes que debes evitar es la negligencia en el mantenimiento programado. Para ello, y desde RO-DES Recambios, te recomendamos:

  • Realizar el cambio de aceite: El aceite lubricante es el encargado de reducir la fricción entre las piezas móviles del motor, evitando el desgaste prematuro y el sobrecalentamiento. Generalmente, se sugiere cada 8.000 a 11.000 km recorridos, pero esto puede variar según el tipo de aceite y el motor.
  • Inspeccionar la correa de distribución: Es la responsable de sincronizar el movimiento de las piezas internas, como el cigüeñal y el árbol de levas. La rotura de esta correa puede resultar en daños severos. Para que esto no ocurra, realiza su cambio según las recomendaciones del fabricante.
  • Verificar el nivel de los fluidos: Debes de comprobar el nivel de aceite, así como del anticongelante y el fluido de dirección asistida, y rellenarlo si es necesario. Un bajo o incorrecto nivel en los mismos puede provocar daños en el motor.

Al seguir un programa de mantenimiento adecuado, puedes asegurarte de que tu motor funcione de manera eficiente y sin problemas a lo largo del tiempo ¿Tienes en cuenta las recomendaciones que el fabricante ha introducido en el manual del usuario?

Mantén un programa regular de mantenimiento

Evita el exceso de velocidad y la aceleración brusca

La conducción agresiva, caracterizada por el exceso de velocidad y la aceleración brusca, puede tener varios efectos negativos en el motor, desde el desgaste en las piezas internas y la reducción de su vida útil, hasta la presencia de sobrecalentamientos en el motor o un aumento en el consumo de combustible.

¿Quieres saber cómo librarte de cada una de las consecuencias mencionadas? Evitar la conducción agresiva es esencial para mantener tu motor en buen estado y prevenir averías innecesarias, siendo estos algunos de los consejos clave para hacerlo:

  • Arranque y frenado gradual: Evita arrancar de manera brusca y detenerte de golpe. Acelera y frena de manera progresiva para reducir el estrés en el motor y las piezas del sistema de frenado.
  • Constancia en la velocidad: Mantén una velocidad continua en carretera y utiliza el control de crucero cuando sea posible. Esto ayuda a reducir el esfuerzo del motor.
  • Evita lo innecesario: Acelera de manera suave y controlada. No es necesario pisar el acelerador al máximo cada vez que necesitas ganar velocidad.
  • Planificación: Si vas a viajar, organizar tus rutas con antelación puede ayudarte a evitar situaciones de tráfico intenso y reducir la necesidad de maniobras bruscas.

Siguiendo cada una de las recomendaciones listadas no solo aumentarás la vida útil y mejorarás las prestaciones del motor, sino que también repercutirá en la seguridad en carretera y reducirá el consumo de combustible ¿Quieres ver más consejos? ¡Sigue leyendo!

Evita el exceso de velocidad y la aceleración brusca

No ignores las luces de advertencia

Son muchos los usuarios que ignoran las luces de advertencia que aparecen en el panel de instrumentos del coche, siendo muchos otros los que desconocen el significado. Este es uno de los peores hábitos que se siguen y sus consecuencias pueden ser fatales.

Para que esto no ocurra, y a continuación, os mostramos el significado de algunos de los testigos más importantes y las graves consecuencias de ignorarlos:

  • Luz de aceite de motor: Indica problemas en el sistema de lubricación. Ignorarla podría resultar en una mala lubricación y en la presencia de daños internos en el motor.
  • Luz de temperatura del motor: Señala que el motor se está sobrecalentando. Ignorar esta advertencia puede provocar el deterioro de las juntas.
  • Luz de presión de aceite: Se enciende si la presión del aceite es insuficiente. No atenderla puede causar un desgaste significativo en las piezas internas del motor.
  • Luz de frenos: Advierte, como su propio nombre indica, sobre problemas en el sistema de frenos, lo que puede resultar en una capacidad de frenado reducida.

Responder de forma adecuada ante las luces de advertencia es esencial para mantener tu motor en buen estado y garantizar tu seguridad en la carretera ¿Sabías que de no hacerlo podría aumentar el riesgo de accidente o siniestro en carretera?

No ignores las luces de advertencia

Utiliza combustible de calidad

Utilizar un combustible de calidad es de elevada importancia para prevenir averías y mantener el vehículo en óptimas condiciones, siendo el tipo de carburante escogido el que determine el rendimiento y la durabilidad del motor.

Los aditivos presentes en los combustibles de calidad ayudan a mantener limpios los inyectores y previenen de impurezas y residuos al motor. A su vez, escogiendo un buen carburante evitaremos los daños en los componentes internos del motor y la carbonilla en las válvulas y cámaras de combustión.

¿Sabías que eran estos los beneficios de escoger un combustible de calidad? ¿Te gustaría saber cómo hacerlo de forma segura y efectiva? Te enseñamos algunos de nuestros mejores consejos:

  • El octanaje debe ser el adecuado: Usar un octanaje más alto o bajo de lo recomendado puede afectar negativamente al rendimiento del motor. Para que esto no ocurra, sigue las recomendaciones del fabricante.
  • Evita el combustible contaminado: Pon gasolina o diésel en estaciones de servicio de confianza para evitar combustibles contaminados con agua u otras impurezas.
  • Considera los aditivos: Algunos combustibles premium contienen aditivos especiales que pueden ayudar a mantener limpio el motor.
  • Evita el almacenamiento: La gasolina puede degradarse con el tiempo, por lo que evita almacenar combustible durante largos periodos.

¡No lo olvides! Elegir combustible de calidad y seguir las recomendaciones del fabricante para el tipo y el octanaje es una forma sencilla pero efectiva de prevenir averías en el motor de tu coche ¡Sigue navegando para obtener más consejos!

Utiliza combustible de calidad

Evita el exceso de peso

Pese a ser gran parte de conductores quienes desconocen que este es un mal hábito, lo cierto es que cargar en exceso el vehículo puede afectar al rendimiento del motor y consumo de combustible, pues esto se traduce en una mayor necesidad de trabajo.

De entre el conjunto de consecuencias que tiene la carga excesiva en el automóvil destacamos el aumento del estrés en el motor y sus piezas, la dificultad de aceleración y menor eficiencia en carretera, así como el esfuerzo adicional que se requiere para mover el peso, aumentando con ello el consumo de combustible.

Para evitar estas consecuencias negativas, desde RO-DES Recambios hemos creído conveniente clasificar algunos consejos para saber cómo organizar la carga del coche ¡Síguelos!

  • Elimina lo innecesario: Revisa el maletero y el interior del coche para eliminar cualquier componente, accesorio, herramienta o artículos que no necesitas regularmente.
  • Equilibra la distribución: Cuando cargues objetos en el maletero, asegúrate de que estén distribuidos de manera uniforme para evitar desequilibrios.
  • Sigue las recomendaciones: Consulta el manual del propietario para conocer las pautas de carga recomendadas por el fabricante.
  • Utiliza un portaequipajes: Si necesitas transportar carga adicional, considera utilizar un portaequipajes de techo o un remolque para distribuir el peso de manera más equitativa.

Evitar el exceso de peso en tu coche no solo protege la salud del motor y la economía de combustible, sino que también mejora la seguridad en la carretera y facilita la maniobrabilidad en el conductor ¿Sabías que una mala presión de los neumáticos también puede dañar el motor? ¡Vemos el por qué!

Evita el exceso de peso

No revisar regularmente los neumáticos

El mantenimiento adecuado de los neumáticos es esencial para la seguridad, el rendimiento y la durabilidad de tu coche. Sin embargo, aún son muchos los conductores que omiten o desconocen la relevancia de estos componentes.

Siempre que nos aseguremos de que la presión de las ruedas sea la correcta, observaremos unos buenos resultados en lo que al agarre de los mismos sobre el asfalto, el menor consumo de combustible y le aumento del confort y estabilidad durante la conducción se refiere. Aquí están algunas recomendaciones clave:

  • Realiza la alineación: Debe hacerse cada vez que cambies los neumáticos o sientas que el coche tiende a desviarse hacia un lado.
  • Equilibra las ruedas: Esto garantiza que el peso esté distribuido de manera uniforme en cada rueda, evitando vibraciones incómodas y un desgaste desigual.
  • Revisa los neumáticos: Compruébalos de forma periódica para asegurarte de que no haya daños, cortes o desgaste excesivo y, en caso de observar algún factor mencionado, realiza su cambio.
  • Haz la rotación: Realiza una rotación regular de los neumáticos para asegurarte de que se desgasten de manera uniforme, siempre siguiendo las recomendaciones del fabricante.

¿Sabías que las ruedas son una de las piezas más importantes en el coche? En caso de no realizar una correcta alineación de los neumáticos y si la presión en los mismos no es la indicada, podrán surgir problemas relacionados con el desgaste irregular, el aumento en la probabilidad de sufrir un reventón y la presencia de inconvenientes o dificultades durante la maniobrabilidad ¡No te arriesgues!

No revisar regularmente los neumáticos

No realizar el mantenimiento de los sistemas del coche

Junto con la relevancia de todo lo mencionado a lo largo de este contenido, el mantenimiento adecuado de los sistemas del coche es esencial para prevenir averías y garantizar un funcionamiento óptimo del motor. De no hacerlo u omitir los síntomas de avería en cualquiera de ellos, las consecuencias serían graves.

En primer lugar, destacamos la importancia del mantenimiento en el sistema de escape, responsable de eliminar los gases de escape del motor y reducir los niveles de ruido. Para hacerlo, te recomendamos realizar una inspección regular en busca de signos de corrosión, daños o fugas, así como el reemplazo de las piezas dañadas y la limpieza del conjunto para eliminar la acumulación de suciedad o carbonilla.

El sistema de refrigeración, a su vez, es esencial para mantener la temperatura del motor dentro de límites seguros. Ignorar su mantenimiento puede llevar a problemas graves, como el sobrecalentamiento del motor ¿No quieres que esto ocurra? Entonces te aconsejamos verificar de forma regular el nivel del refrigerante y realizar su cambio según las recomendaciones. Comprueba también que las mangueras y correas del sistema de refrigeración estén en buen estado y sin fugas.

 

 

Si sigues los consejos mencionados y realizas un programa regular de mantenimiento, podrás prevenir averías innecesarias, ahorrar dinero a largo plazo y disfrutar de un viaje seguro y sin inconvenientes ¿Tienes algún consejo adicional que te gustaría compartir? ¿Has experimentado alguna situación relacionada con los malos hábitos de los que hemos hablado? ¡Déjanos tus comentarios!

Artículos relacionados

Relacionados

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0
¡Tu carrito está vacío!

Parece que todavía no has agregado ningún artículo a tu carrito.

Buscar productos