Los sensores del sistema de transmisión ¿Qué son? ¿Cómo funcionan?

Escrito por: Inma

¿Desconoces el funcionamiento de los sensores de la transmisión? ¿Cuáles son y qué pasa si alguno de estos falla? Todo lo que debes saber

Los sensores del sistema de transmisión ¿Qué son? ¿Cómo funcionan?

Como sabrás si has leído nuestro artículo sobre los sensores en el motor, estos juegan un papel de elevada importancia en el funcionamiento y seguridad del automóvil. En lo que respecta a los sensores del sistema de transmisión, podemos diferenciar 6 tipos principales, de entre los que destacamos el sensor de velocidad de la rueda o de torque de salida.

Desde la velocidad de las ruedas hasta la temperatura del fluido de transmisión, estos ingeniosos dispositivos son los ojos y oídos del sistema de transmisión, proporcionando datos vitales que permiten un funcionamiento suave y eficiente del vehículo ¿Sabes qué son y cuáles son sus funciones esenciales?

A continuación, te mostramos el funcionamiento, objetivos y tipos principales de sensores en el sistema de transmisión del automóvil ¡Sigue leyendo para obtener más información!

¿Qué son los sensores de la transmisión?

Desde los inicios de la ingeniería automotriz, cuándo la transmisión estaba en gran medida a disposición del conductor, hasta la actualidad, donde los sistemas de transmisión son controlados por computadoras y algoritmos inteligentes, los sensores de la transmisión son cruciales para el funcionamiento de este sistema en el vehículo.

En el pasado, estos se limitaban principalmente a funciones básicas, como la detección de velocidad y la supervisión de la temperatura. Sin embargo, y con los avances tecnológicos en electrónica y mecánica, los sensores se han vuelto cada vez más sofisticados y han asumido roles más diversos.

Con ello, y desde RO-DES Recambios, podemos decir que los sensores del sistema de transmisión son pequeños dispositivos diseñados para monitorear y controlar una variedad de parámetros críticos relacionados con la transmisión de potencia en un vehículo.

¿Conocías la definición e importancia de estos sensores en el vehículo? ¿Te gustaría conocer sus funciones principales y la ubicación en la que suelen encontrarse? ¡Descúbrelo a continuación!

Funcionamiento, objetivo y ubicación de los sensores de la transmisión

Funcionamiento, objetivo y ubicación

Los sensores del sistema de transmisión operan utilizando una variedad de principios físicos y tecnologías para detectar y medir diferentes variables relacionadas con el funcionamiento del vehículo. Ya sea a través de cambios en la resistencia eléctrica o la generación de señales magnéticas, estos dispositivos convierten la información del entorno del vehículo en señales eléctricas.

El objetivo principal de estos es proporcionar datos precisos y en tiempo real sobre diversos aspectos críticos del funcionamiento del vehículo, con ello, pretenden detectar anomalías, errores o condiciones fuera de lo normal, permitiendo que la centralita tome decisiones adecuadas para corregir o mitigar cualquier problema.

¿Conoces las ubicaciones comunes de los sensores de la transmisión? Estos dispositivos se encuentran estratégicamente ubicados en diferentes partes del vehículo, garantizando una cobertura completa de las funciones críticas del sistema de transmisión. Algunas de las más comunes incluyen:

  • Cerca de las ruedas para monitorear la velocidad de cada una individualmente.
  • En el árbol de transmisión para medir su velocidad y posición.
  • En el cuerpo de la transmisión para detectar la temperatura y presión del fluido.
  • Junto al embrague para determinar su posición y estado.
  • En el selector de cambios para identificar la posición de la palanca y la marcha seleccionada.

Como has podido observar, la función de los sensores de la transmisión en el coche es de elevada importancia para monitorear y controlar una variedad de parámetros críticos en el automóvil ¿Te gustaría conocer el conjunto de variedades existentes? ¡Infórmate sobre los tipos de sensores en el siguiente punto!

¿Qué son los sensores de la transmisión?

Tipos de sensores de la transmisión del coche

En función del tipo de sensor que presente el sistema de transmisión de tu coche, serán unas u otras las funciones y ventajas que este aportará. Por ello, y para que sepas el conjunto de variedades que puede haber, te mostramos los tipos más comunes ¡No te los pierdas!

Sensores de velocidad de rueda

Los sensores de velocidad de las ruedas son de los más frecuentes y conocidos. Su función es monitorear la velocidad de rotación de cada neumático y transmitir esta información al ordenador.

La velocidad de las ruedas es un parámetro crucial para sistemas como el control de tracción y el sistema antibloqueo de frenos (ABS), permitiendo que el vehículo mantenga un comportamiento estable y seguro en una variedad de condiciones de conducción ¿Quieres conocer la importancia de estos dispositivos y su funcionamiento? ¡Te lo mostramos!

Aunque estos sensores pueden pasar desapercibidos para muchos conductores, su importancia es innegable, ya que desempeñan un papel crítico en la seguridad, el rendimiento y la estabilidad del vehículo. Su funcionamiento consiste en:

  1. Se activan mediante la detección de las muescas de un anillo dentado (también conocidos como sensor de reluctancia) montado en el cubo de la rueda o el eje de transmisión.
  2. Estos dientes pasan por el campo magnético generado por el sensor, formando pulsos eléctricos proporcionales a la velocidad de rotación de la rueda. Cuanto más rápido gira, más frecuentes serán los pulsos.
  3. El ordenador central del coche utiliza estos pulsos para calcular la velocidad de cada rueda y tomar decisiones adecuadas para mantener la estabilidad y el control del vehículo.

Diseñados para detectar la rotación de los componentes móviles de la rueda, como el disco de freno o el eje, los sensores de velocidad suelen estar ubicados cerca del neumático, en el área del cubo o eje de transmisión, siendo esencial para el funcionamiento efectivo de los sistemas de seguridad y control del vehículo.

Tipos de sensores de la transmisión del coche: De velocidad de rueda

Sensores de posición del árbol de transmisión

Son responsables de detectar la posición y velocidad del árbol de transmisión, controlándola, ya que proporcionan información sobre la posición de los engranajes y la velocidad de rotación del árbol de transmisión. Esto permite seleccionar la marcha adecuada y realizar cambios suaves y precisos según las condiciones de conducción.

Dicho de otra forman, estos dispositivos son esenciales para el control y la gestión eficiente del sistema de transmisión de un automóvil. Las fases de funcionamiento sobre este son:

  1. Se accionan mediante la detección de un componente giratorio montado en el árbol de transmisión, como un anillo dentado o un disco magnético.
  2. A medida que el árbol gira, los dientes del anillo o las señales magnéticas pasan cerca del sensor, generando pulsos eléctricos.
  3. Estos pulsos son interpretados por el ordenador de a bordo para determinar la posición y la velocidad del árbol de transmisión.
  4. Basándose en esta información, el controlador puede realizar ajustes precisos en el sistema de transmisión, optimizando el rendimiento y la eficiencia del vehículo.

Al proporcionar datos precisos sobre la posición y la velocidad del árbol de transmisión, no solo se mejora la experiencia de conducción, sino que también contribuye a una mayor eficiencia de combustible al garantizar que el motor opere en el rango de revoluciones óptimo en todo momento ¿Conocías la capacidad y relevancia de este tipo de sensor?

Tipos de sensores de la transmisión del coche: De posición del árbol

Sensores de temperatura del líquido de transmisión

Los sensores de temperatura del líquido de transmisión monitorizan la temperatura del fluido y alertan al ordenador sobre cualquier aumento inusual de temperatura. Mantener la temperatura del líquido dentro de rangos óptimos es crucial para garantizar un funcionamiento adecuado y prolongar la vida útil de la transmisión ¿Cuáles son las consecuencias de no realizar su mantenimiento?

  • Si el líquido se calienta demasiado, puede perder sus propiedades de lubricación y comenzar a degradarse, generando el desgaste prematuro de los componentes de la transmisión y, en casos extremos, su fallo completo.
  • Por otro lado, si el líquido está demasiado frío, puede volverse más viscoso y afectar negativamente la capacidad de cambio de marchas y la eficiencia del sistema.

Como has podido observar, monitorear y controlar la temperatura del líquido de transmisión es crucial para garantizar un funcionamiento suave y confiable del vehículo ¿Sabías que estos sensores ayudan a prevenir el sobrecalentamiento y los daños asociados? Para hacerlo, siguen estas fases:

  1. Funcionan mediante la detección de cambios en la temperatura del fluido y la conversión de esta información en señales eléctricas que son interpretadas por la computadora de a bordo.
  2. Pueden utilizar una variedad de tecnologías, como termistores o termopares, para medir la temperatura del líquido con precisión.
  3. Una vez que se detecta una variación en la temperatura, la computadora puede tomar medidas para regularla, como activar el ventilador del radiador o ajustar la presión del fluido de transmisión, asegurando que permanezca dentro de los rangos óptimos de funcionamiento.

Los sensores de temperatura del líquido de transmisión suelen ubicarse en áreas estratégicas del sistema de transmisión donde pueden medir con precisión la temperatura del fluido. Esto puede incluir la caja de transmisión, el radiador de transmisión o el enfriador de líquido de transmisión ¿Qué otro tipo de dispositivos puede montar el sistema de transmisión? ¡Descúbrelos en los siguientes puntos!

Tipos de sensores de la transmisión del coche: De temperatura del líquido

Sensores de presión del fluido de transmisión

Los sensores de presión del fluido de transmisión miden la presión del líquido dentro del sistema. Esta información es fundamental para garantizar un funcionamiento suave y eficiente de la transmisión, ya que la presión adecuada del fluido es necesaria para activar el embrague y cambiar de marcha correctamente.

Estos, a su vez, ayudan a detectar cualquier anomalía en la presión y alertan a la computadora de a bordo para que tome las medidas necesarias, para hacerlo, siguen unas pautas comunes de funcionamiento:

  1. En condiciones normales, estos sensores monitorean constantemente la presión del fluido y la mantienen dentro de los límites predefinidos.
  2. Si se produce una anomalía, como una fuga de fluido o un bloqueo en el sistema, los sensores detectarán una disminución o un aumento repentino en la presión y enviarán una señal de advertencia a la centralita.
  3. La ECU puede entonces activar una luz de advertencia en el tablero de instrumentos o tomar medidas correctivas, como reducir la potencia del motor o cambiar a un modo de conducción de emergencia, para evitar daños mayores en la transmisión.

La presión del fluido de transmisión es de elevada importancia para activar el embrague, cambiar las marchas y garantizar un funcionamiento suave y eficiente de la transmisión ¡No olvides tener en cuenta la relevancia y funciones de este sensor!

Tipos de sensores de la transmisión del coche: De presión del fluido

Sensores de posición del embrague

Los sensores de posición del embrague detectan la ubicación del pedal y su estado. Estos son esenciales en vehículos con transmisión manual o embrague automatizado, ya que permiten que la centralita determine cuándo activar o desactivar el embrague durante los cambios de marcha, garantizando cambios suaves y precisos, así como una mayor durabilidad de la pieza.

Su función va más allá de identificar la posición de los componentes; pues influyen significativamente en la experiencia de conducción y en la suavidad de los cambios de marcha ¿Cuál es el rol de los sensores de posición del embrague? ¿Y su influencia en la conducción y en el cambio de marchas? ¡Todas las respuestas a continuación!

Al detectar la posición del pedal del embrague, estos sensores informan a la computadora sobre si el embrague está desenganchado o enganchado. Su funcionamiento y objetivo dependerá del tipo de transmisión:

  • En vehículos con transmisión manual, LA ECU utiliza los datos de los sensores para determinar el momento óptimo para realizar los cambios de marcha, lo que puede mejorar la eficiencia del combustible y proporcionar una experiencia de conducción más suave.
  • En vehículos con embrague automatizado, los sensores controlan el proceso de cambio de marcha, asegurando cambios rápidos y precisos que mejoran la comodidad y la eficiencia de conducción.

¡No lo olvides! La información aportada por estos sensores es fundamental para determinar cuándo realizar cambios de marcha en vehículos con transmisión manual o para controlar el proceso de cambio de marcha en vehículos con caja automática.

 

 

En conclusión, los sensores del sistema de transmisión son componentes vitales en los vehículos modernos, desempeñando un papel fundamental en el funcionamiento, seguridad y eficiencia del sistema de transmisión ¿Te has preguntado alguna vez cómo se activan estos sensores en tu propio vehículo? ¿O qué pasa si alguno de estos sensores falla? Nos encantaría conocer tu opinión y responder tus preguntas ¡Déjanos tus comentarios a continuación!

Artículos relacionados

Relacionados

1 Comentario

  1. Avatar

    Buena explicación corta y precisa

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0
¡Tu carrito está vacío!

Parece que todavía no has agregado ningún artículo a tu carrito.

Buscar productos