Consejos y recomendaciones para conducir con vientos fuertes

Escrito por: Inma

Te mostramos los mejores consejos a poner en práctica para conducir con vientos fuertes ¡Aumenta tu seguridad! ¡No te lo pierdas!

Guía definitiva para saber como conducir con vientos fuertes

A la hora de conducir nos sometemos a las condiciones climatológicas que ese día y en ese momento haya, siendo el viento uno de los fenómenos atmosféricos más peligrosos para la conducción.

Muchos conductores creen tener el control del vehículo cada vez que lo manejan durante un temporal, pero lo cierto es que, con vientos fuertes y/o bruscos, este supuesto control se puede convertir en el más desafortunado viaje que hayamos tenido.

Pues bien, en el artículo de hoy, analizaremos cada una de las pautas, así como las precauciones que se han de tener en cuenta de cara a la conducción con vientos fuertes ¿Crees que lo controlarás? Déjanos la respuesta en los comentarios tras leer este artículo.

El viento: Uno de los peores enemigos para la conducción 

El frío no tardará en llegar, pues finalizando septiembre, el viento y las lluvias empiezan a apoderarse de nuestros días, y sobre todo, de las carreteras por las que circulamos, pudiendo ocasionar el primero de estos preocupantes efectos en la conducción.

Ahora te preguntarás ¿Qué es una ráfaga de viento fuerte para nosotros? Pues bien, a continuación te vamos a mostrar el conjunto de sensaciones que te dirán que hay viento fuerte y que no es seguro circular:

  • Se escuchan más ruidos de lo habitual en el interior del habitáculo del vehículo.
  • El vehículo tiene dificultades para mantener la velocidad en carreteras abiertas, ya sea en llano o en pendientes.
  • El coche da la sensación de ligereza en cuestas hacia abajo, esto es lo denominado por “viento de cola”, pues su propia fuerza empuja el coche hacia delante y hace que este vaya más ligero.
  • El temporal: ¿Parece obvio no? Pero lo cierto es que muchos conductores no se dan cuenta del tiempo que hace hasta que llevan un largo camino circulando.

Con todo lo anterior en mente, debes tener en cuenta que el viento no es tan perceptible como la lluvia o el sol, pues no sabes en que momento va a aparecer ni por donde ¿Cuáles son los efectos que puede ocasionar? Veámoslos:

Consejos para conducir con viento

Efecto pantalla 

Denominado por la DGT como “Interrupción temporal del viento”, el efecto pantalla es uno de los más comunes en lo que respecta a la conducción con este tipo de condiciones climatológicas ¿De qué se trata? ¿Cómo evitarlo?

Este efecto se da en aquellos casos en los que el viento sopla de forma lateral (Por los lados), y un objeto – como por ejemplo un vehículo de grandes dimensiones – lo tapa de forma temporal. El problema viene cuando el elemento mencionado deja de tapar el aire y nos da “de una” en el vehículo, pudiendo llegar incluso a desplazarlo (Invadiendo el carril contrario y generando un posible accidente).

¿Cómo puedo disminuir las consecuencias? Lo primero que debes tener en cuenta es la zona por la que vas a circular y los objetos que pueden tapar el viento. Fíjate en la vegetación o en un punto clave para saber por donde sopla el viento. 

Una vez tengas claro hacia qué dirección sopla el viento, deberás girar el volante (levemente) hacia dicha posición siempre que salgas de un túnel o que sepas que el objeto dejará de taparlo.

¿Qué no hacer para evitar el efecto pantalla? Muchos de los actos involuntarios de los conductores pueden ocasionar las consecuencias del efecto pantalla, tales como:

  • Salir de un túnel o de una zona cubierta con edificios de gran tamaño.
  • Adelantar o rebasar a un vehículo con elevadas longitudes y/o dimensiones, como pueden ser las furgonetas, autobuses o camiones.
Tener cuidado con los camiones a la hora de conducir con viento

Efecto tijera 

El efecto tijera se da en todos aquellos vehículos que lleven un remolque enganchado o en los vehículos articulados como los camiones. Este produce que, con un golpe de viento en el remolque, el coche pueda girarse, siendo, al igual que el anterior, altamente peligroso.

¿Cómo puedo disminuir las consecuencias? Desde la Dirección General de Tráfico se recomienda NO viajar con caravana o arrastrando un remolque ya que puede afectar directamente a la estabilidad del vehículo y de sus ocupantes. De lo contrario, es importante tener en cuenta las siguientes precauciones:

  • Vigila los movimientos del remolque que el vehículo arrastra, siempre teniendo en cuenta lo que está ocurriendo en la carretera.
  • Disminuye la velocidad: Ten en cuenta que llevas más peso detrás.
  • Activa el sistema de control de estabilidad de remolque en caso de disponerlo. Con los nuevos ADAS introducidos, son muchos los vehículos que ya llevan incorporado este sistema en su vehículo.
  • No te olvides de la conducción preventiva: Aunque sea un tipo de conducción que todo conductor debería llevar a cabo de forma diaria, ejercer la conducción preventiva ante vientos fuertes puede ser nuestro gran aliado.

Consejos y recomendaciones a tener en cuenta 

Además de los efectos anteriormente explicados, el viento se puede meter por los bajos del vehículo y ocasionar una elevación de la carrocería, reduciendo el agarre de las ruedas del asfalto ¿Sabías que los neumáticos son uno de los elementos más importantes del vehículo?

A continuación os mostramos el listado de precauciones que debéis tomar, siempre y cuando os encontréis ante la situación climatológica mencionada:

  • Coge el volante con firmeza: Si estás conduciendo con ráfagas de viento, es importante que cojas el volante con firmeza y con las dos manos (independientemente de la forma del volante).
  • Reduce la velocidad: Hazlo con antelación, pero sobre todo en el momento que notes que el coche da bandazos, de está forma aumentarás el control que tienes sobre el coche y conseguirás que no pierda demasiado el agarre. Recuerda que cuanto más despacio conduzcas, menor será el desplazamiento ocasionado por el golpe de aire.
  • Sitúate siempre en el centro del carril: Puesto que el aire puede desplazar el vehículo, lo mejor es que nos mantengamos lo más centrados posibles en el carril por el que circulamos.
  • Pon especial atención a los camiones: El viento junto a los camiones y las carreteras es una de las situaciones más peligrosas a las que nos podemos enfrentar. Intenta no adelantar a vehículos de tan grandes dimensiones, el empujón del viento cuando se haya realizado la maniobra será mucho mayor y peligroso.
  • Obstáculos inesperados: El viento fuerte no solo afecta al estado de la carretera y la conducción, sino que también puede llegar a provocar grandes daños con caídas de árboles, bolsas volando, hojas caídas… Ten mucho cuidado con estos obstáculos, no te los verás venir.
  • Evita, a toda costa, circular detrás de turismos con remolques ligeros o a los laterales de camiones con grandes cargas.
Consejos y recomendaciones para conducir con viento

En resumen, sí que es posible conducir con vientos fuertes siempre y cuando se tomen las medidas y precauciones necesarias para evitar daños y accidentes innecesarios. ¿Te ha gustado este tipo de contenido? Entonces puede que te guste nuestro artículo sobre “¿Qué hay que hacer para alargar al máximo la vida útil de un vehículo?”.

Artículos relacionados

Relacionados

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mini Cart

Tu carrito esta vacío.